HUMEDALES

Cuando llega la primavera el croar de las ranas resuena en las lagunas y charcas convirtiéndose en la banda sonora de la vida en el humedal.  El viento mece el carrizal que bordea las aguas y  ofrece refugio a muchos de sus habitantes mientras los primeros vuelos de los aguiluchos despiertan a las decenas de aves que utilizan estos espacios como hábitat permanente o lugar de paso. No cabe duda de que si queremos hablar de biodiversidad los humedales son los mejores valedores de este tesoro y es que la cantidad de biomasa animal que acogen las aguas “dulces” es una de las más importantes del planeta. Una gran cantidad de zooplancton sirve de sustento a otra abundante cantidad de pequeños invertebrados, que a la vez representan el alimento para muchos peces, anfibios y aves. Dentro de este último grupo, un buen número de las especies de aves de la península y del mundo, utilizan los humedales en algún momento de su ciclo vital.IMG_3686

Los humedales son lugares especialmente frágiles debido a la relación directa que se establece entre todas las formas de vida que lo habitan y el agua. La contaminación y eutrofización de estas aguas son una de las principales amenazas a las que se enfrentan, dado que su alteracióninfluye rápidamente en la disminución de la biodiversidad.  La presencia de anfibios siempre es un buen indicador de la salud del lugar. Otro indicador  de salud de las aguas es la pulga de agua (Daphnia pulex) que al mirarla al microscopio, o incluso a simple vista, a veces se puede observar su color rojizo debido a la alta concentración de hemoglobina que tiene en la sangre para paliar la baja concentración de oxigeno del agua contaminada.IMG_9322

Cuando miro el catálogo de fotos en el ordnador me doy cuenta que son los humedales los lugares que más he visitado. La verdad es que siempre me han atraído y me han dado buenas experiencias en el “campo” y por eso siempre busco aprender algo nuevo sobre ellos. Os dejo estas fotos que espero que disfrutéis tanto como yo he hecho mientras las hacía.