VIAJE AL DELTA DEL DANUBIO

La barca ya está lista y la tenue luz de la luna se refleja en el agua. Nos dirigimos presurosos hacia Ligheanca, una de las lagunas del delta del Danubio que rebosa de vida durante las primeras luces. 

Los mosquitos zumban alrededor nuestro. Es verano y las miles de larvas que flotan en el agua sirven de alimento para la vida acuática, que a su vez forma parte de la misma cadena trófica que los cientos de garcetas, garzas y garcillas que han elegido las tranquilas aguas de esta laguna para desayunar. Apagamos el motor de la barca y esperamos pacientes a que el sol ilumine la espectacular escena que tenemos delante.

_F5A2860
Durante todo el día, las garcillas cangrejeras buscan entre la vegetación flotante el alimento

Al llegar a Tulcea, capital del  delta, uno todavía no se imagina la selva que tiene delante. El mayor espacio natural de Europa es un laberinto de lagunas y canales que acoge una exuberante biodiversidad. Este joven territorio es el reino del pelícano. Dos son las especies que se reproducen aquí, el pelícano común y el ceñudo o dálmata. Pigargos, sormormujos, zampullines y hasta 300 especies de aves pasan durante el año por estas aguas.

_F5A2292
Los pelícanos comunes permanecen habitualmente en grupos a diferencia del pelícano ceñudo que no siempre muestra comportamientos similares

Desde primera hora de la mañana hasta las últimas horas del día son buenas para fotografiar un buen número de especies diferentes. Obviando las horas centrales del día, un viaje fotográfico al delta Danubio ofrece la posibilidad de fotografiar durante más de siete horas al día con una buena luz y aprovechar el resto del día para visitar otras zonas menos fotogénicas pero igual de interesantes a nivel biológico.

_F5A3550El pelícano es el símbolo de la reserva del delta del Danubio

Las siguientes fotografías son una pequeña muestra del trabajo que he podido realizar durante cinco días de “safari fotográfico” por los canales y lagunas junto a un guía local, Marius. Pudimos observar un total de 118 especies de aves  y fotografiar buena parte de ellas. El viaje ha sido a bordo de una pequeña barca con la que recorríamos el delta de luz a luz en busca de nuevas oportunidades fotográficas. Una buena experiencia para los amantes de la fotografía de aves y para todos aquellos que les guste la naturaleza en su estado más salvaje.

_F5A3368
El pájaro bigotudo se esconde habitualmente entre la vegetación palustre